9/06/2017

Tagged Under:

10 Razones por las cuales China no sera una superpotencia.

By: Glango On: 19:09
  • 🙋Compartelo!😍 ➥



  • China es un país increíble. Una de las civilizaciones más antiguas de la Tierra, ha pasado de una sociedad secular, principalmente agraria, a una potencia económica industrial. En un lapso de 50 años, las reformas que China ha puesto en marcha la han convertido en la segunda economía más grande de la Tierra, y pronto se espera que eclipse a la de los EE.UU. como el más grande. Con sus cifras, su economía fuerte y su rápido crecimiento militar, los chinos han llamado la atención y, en algunos aspectos, la preocupación del mundo. Muchas personas ahora creen que es sólo cuestión de tiempo antes de que el país se convierta en la siguiente gran superpotencia global. 
    Si bien ese podría ser el caso algún día, hay muchas razones para creer que esto no podria ser, ya que hay varios problemas graves que retienen a China. Hasta que (y si) estas cuestiones puedan ser abordadas, es poco probable que el país asuma el control en cualquier momento como el poder más dominante en la Tierra, militar o económicamente.





    10- Polucion: 



    No es ningún secreto que China tiene un serio problema de contaminación. Desde su rápida industrialización que comenzó en la década de 1950, China ha llegado al punto en que los científicos de la salud estiman que este problema mata 1.6 millones de vidas al año (aproximadamente 4.000 personas por día) Como otras naciones tuvieron retrasos en el inicio de la producción debido a restricciones y regulaciones ambientales, China construyó fábricas sin preocuparse por las consecuencias ambientales a largo plazo. Como la demanda extranjera de productos más baratos en China se disparó, también lo hizo la creación de fábricas necesarias para producirlos. 
    En algunas de las áreas más contaminadas, simplemente respirar es equivalente a fumar 40 cigarrillos por día. Con casi la mitad de la población total que vive en las principales regiones metropolitanas (y a menudo más contaminadas), las graves consecuencias para la salud pública y la necesidad de revertir el daño supone un grave revés para el país. 



     









    9- Superpoblacion: 



    A partir de septiembre de 2017, la población de China se sitúa en más de 1,3 millones de personas. Aunque el país es geográficamente el cuarto más grande del mundo, aproximadamente el 20% de la población mundial entera vive dentro de sus fronteras. Esto supone una enorme presión sobre sus recursos naturales, sobre todo cuando suben los niveles de vida y, por lo tanto, aumenta la demanda de recursos. 
    Aunque se han establecido algunas medidas para ayudar a reducir la población en expansion, parece probable que China dependerá más de recursos extranjeros para satisfacer sus necesidades. 



     









    8- Demografia: 



    China se enfrenta a una pesadilla demográfica. Como las tasas de fertilidad han disminuido y después de décadas de la política de un solo hijo, el país se está poniendo viejo muy rápido. Después de que la política de un solo hijo fue levantada oficialmente en 2016, muchas parejas ahora sólo quieren un hijo o no planea tener ninguna en absoluto. Según las Naciones Unidas, China podría tener hasta el 44% de su población jubilada en 2050. 
    A menos que puedan atraer a la juventud china de nuevo al país (lo cual, como verán, este es otro obstáculo importante), se ejercerá una presión masiva sobre la población trabajadora más joven para sostener los servicios sociales de China, especialmente teniendo en cuenta que el país es un estado socialista. 



     









    7- Distribuicion de riquezas: 



    Aunque China ha tenido un crecimiento continuo muy impresionante desde hace muchos años, un segmento importante de la población todavía vive en la pobreza. Desde principios de 1980, millones de personas han visto aumentar drásticamente su nivel de vida, pero mientras la economía está creciendo, hay muchos millones sin electricidad ni agua potable. Todavía requerirá una cantidad significativa de tiempo e inversión antes de que la población china en su conjunto se ponga al día y sea rica para llegar a los estándares de otras naciones desarrolladas. 



     









    6- Incremento de salarios: 



    Mientras que la clase media ha ido en aumento en China, las expectativas han aumentado, ya que más chinos esperan mejores salarios, lo que a su vez hará que sus productos sean más caros para los consumidores. Mientras que países como Japón y Corea han exportado todavía una enorme cantidad de bienes a medida que sus salarios han aumentado, la calidad de estos bienes ha sido alta, lo que a su vez mantuvo alta la demanda. Aunque el "taller del mundo" exporta muchos bienes, son en gran parte baratos debido a su mala calidad. 
    Eventualmente, cuando el nivel de vida aumenta, la población esperará mayores salarios, lo que inevitablemente elevará el costo de producción, haciendo que los productos que exportan sean demasiado caros. Esto probablemente dará lugar a que las empresas eventualmente se retiren del país en busca de naciones más baratas, como Vietnam y Bangladesh, para producir sus bienes. 



     









    5- Tensiones regionales: 



    Hay varias regiones (como Tíbet y Hong Kong) dentro de China que están demandando más autonomía, lo que requiere que el país dedique una cantidad significativa de recursos para asegurar la estabilidad política dentro de sus fronteras. Hasta que puedan alcanzar cierto nivel de estabilidad regional, así como controlar el creciente deseo de la población en general de mayor libertad, sus ambiciones extranjeras se verán obstaculizadas. 



     









    4- Emigracion: 



    A diferencia de la antigua Unión Soviética, si deseas emigrar de China, sos libre de hacerlo. El único problema parece estar relacionado con el dinero. Esto plantea un problema bastante serio para China, ya que un informe reciente indicó que hasta el 50% de los ciudadanos chinos más ricos están considerando mudarse del país a lugares como Estados Unidos, Australia y Canadá. 
    Así, incluso si China logra elevar su nivel de vida, se enfrentan al desafío de convencer a un número considerable de sus ciudadanos de que se queden. Los problemas mencionados anteriormente como la contaminación, el hacinamiento y las restricciones a la libertad personal hacen que se convierta en una opción tentadora para un segmento muy importante de la población. Cuando se van, se llevan su riqueza con ellos, dejando lo que se refiere a un drenaje de la riqueza, una pérdida de ingresos fiscales y la inversión dentro de sus fronteras. 



     









    3- Empresas de propiedad estatal: 



    Aunque la industria privada ha crecido considerablemente, una porción muy considerable de la economía china sigue siendo propiedad del Estado. Aproximadamente el 30% de sus activos totales (tanto en el sector industrial como en el de servicios) están controlados por el Estado. Esto puede conducir a la corrupción y a la ineficiencia, pues los subsidios pueden y se utilizan para apuntalar negocios que de otra manera no podrían competir. 
    Con la competencia viene la innovación, que es esencial para mantener la relevancia en una economía cada vez más tecnológica y basada en el conocimiento. Un enorme 50% de la industria total en China está controlada por el estado. 



     









    2- Reforma: 



    China se encuentra actualmente en una posición bastante incómoda de tener una economía algo libre de mercado mientras que al mismo tiempo es un estado socialista. Como resultado, tienen un reto interno muy grande delante de ellos, ya que tratan de mantener su economía libre y competitiva a nivel mundial con el fin de generar ingresos para mejorar el país en general y mantener un estado socialista en el país. 
    Esto puede resultar en una visión muy confusa para el futuro de los ciudadanos de China. A medida que la clase media crece y su riqueza aumenta, la estructura de clase debe ser más evidente, que es lo que el socialismo se supone que está en contra. Se cree ampliamente que una economía sana de libre mercado sólo puede sostenerse a largo plazo si está libre de demasiada intervención gubernamental y es capaz de competir a nivel mundial, lo cual es un reto para un estado de un solo partido. 



     









    1- Asuntos militares: 



    Aunque China ha invertido mucho en su ejército, y está creciendo, sigue estando detrás de los ejércitos más poderosos del mundo en términos de equipamiento y entrenamiento. Se necesita una gran cantidad de dinero para equipar y entrenar a un ejército del tamaño de China. La corrupción generalizada, junto con la falta de competencia, los rebasamientos de costos, los retrasos, las cuestiones que imponen el control de calidad y los monopolios en la industria de la defensa colocan al país en una grave desventaja a la hora de adquirir nuevas tecnologías. Su estructura organizacional también es defectuosa, ya que el objetivo primordial del Ejército Popular de Liberación es la protección y preservación de los más de 88 millones de miembros del Partido Comunista y no del público en general. 
    Igualmente importante es la falta de experiencia en combate, ya que China no ha participado en combate con un enemigo extranjero desde Vietnam en 1979. La falta de experiencia en comparación con países como Estados Unidos, Reino Unido y Rusia coloca a China en una situación de desventaja. 



     

    0 comentarios:

    Publicar un comentario