12/10/2016

Usar hacks en los juegos será un crimen en Corea del Sur.

author photo



Corea del Sur, el país donde mayor número de personas juegan de forma competitiva a videojuegos, ha tomado una drástica iniciativa que concierne a los que hagan trampas, ya que criminalizará la creación y distribución de los conocidos como ‘aimbots’, es decir, los programas que permiten al usuario que los utiliza apuntar en los shooters de forma casi autonmática y sin fallo alguno.
De acuerdo con esta idea, cualquier usuario que haga trampas en juegos se enfrentará a una pena de hasta cinco años de prisión o una multa que puede ascender hasta los 43.000 dólares (40.000 euros). Aunque la ley no apunte directamente a los conocidos como e-Sports, se supone que su principal objetivo son las competiciones profesionales en videojuegos. Estas competiciones son especialmente lucrativas en Corea del Sur donde compañías como Blizzard o Riot celebran competiciones de sus respectivos títulos con premios millonarios.
Esta medida será bien recibida por las empresas desarrolladoras de videojuegos, ya que supondrá un arma más a usar en la lucha contra aquellos que utilicen hacks para beneficiarse sin mérito. Esto sucede en juegos tan recientes como Overwatch, donde hace poco descubríamos que existía un hack que permitía facilitar apuntar al enemigo de una forma poco sospechosa.
Por el momento esta ley no está decidida completamente, pero el gobierno de Corea del Sur sopesa aprobarla en 2017.
vía: pcgamer


Comenta 0 comentarios


EmoticonEmoticon

NEXT Next Post
ANTERIOR Previous Post